El Colegio Niñas Nobles

La calle Cárcel Baja es una calle paralela a la calle Oficios, y entre ambas se encuentra la Catedral de Granada. Nace en la misma Gran Vía y desemboca en la Plaza de la Romanilla.

Fue una zona de asentamiento de cierto nivel social durante la Edad Moderna, lo que la convirtió en un espacio de extraordinaria importancia monumental, si bien hoy no muestra una imagen fidedigna de lo que fue durante el siglo XVI.

Como principal testimonio permanece el Colegio de Niñas Nobles, situado frente a pie de la torre de la propia Catedral. en su origen, fue la casa solariega de García de Ávila y debió de ser construida hacia el 1530. Sabemos que en 1639 su propietario era don García Ponce de León; ese año se estableció allí el Colegio de Niñas Nobles, fundado por doña Ana de Mendoza en el Hospital de la Caridad para atender la enseñanza de las niñas linajudas.

En la actualidad, su interior se encuentra muy reformado y es sede de la Escuela Euroárabe de Negocios.

Su interior responde eal prototipo de palacio renacentista, con zaguán de entrada y escalera para salva en desnivel con el patio y galería a los cuatro lados.

Colegio Niñas Nobles calle Carcel Baja Granada
Patio interior.

Tanto en las galería como en el zaguán destacan los alfarjes. Contiene un interesante repertorio de artesonados mudéjares en las cubiertas, algunos del siglo XVI y otros reconstruido en clave historicista. Los más importantes corresponden a la sala noble, sobre el zaguán, y a la antigua escalera.

La fachada tiene dos alturas, excepto las dos torres que la enmarcan que llegan a cuatro. Lo más interesante del edificio es su portada, obra de Juan de Marquina, considerada como una de las mejores obras del plateresco; el decorador despliega su dominio de los avances de este estilo en Castilla, procedentes de Italia.

Mientras el primer piso muestra un sencillo almohadillado con un particular dintel, en el segundo piso la decoración resumen el repertorio decorativo plateresco con balaustradas, grutesco, decoración a candelieri y jarrones florales.

Según Chueca Goitia, esta es la obra decorativa más importante de su autor, en su opinión «la primorosa ventanita podría considerarse sin exageración como lo mejor de todo el plateresco».

Colegio Niñas Nobles Ventana calle Carcel Baja Granada
Portada del colegio de Niñas Nobles. Juan de Marquina (c. 1530). Fotografía de Sara Guerri.

En adelante, la calle Cárcel Baja está dominada en una de sus aceras por las puertas monumentales de la Catedral, en concreto la Puerta del Perdón y la de San Jerónimo, mientras en la otra contrasta la frialdad de alguna edificación reciente.

la calle se abre en la placeta y pasaje de Diego de Siloé que, desde su apertura en la década de 1980, permite una visión casi completa de la cabecera de la Catedral, en la que se pueden constatar sus raíces góticas.

Las obras de la Gran Vía granadina en 1901 afectarían particularmente al conjunto monumental provocando la desaparición del palacio nazarí de Cetti-Meriem. Los datos que hoy conservamos de este edificio se deben a la labor de la Comisión Provincial de Monumentos, que levantó diversos planos del edificio antes de su destrucción.

Respondía a la tipología de palacio de época nazarí, centrado en torno a unpatio con alberca rodeado por galería, convertido en su exterior en un palacio renacentista durante el siglo XVI.

Otro de los edificios desaparecidos en 1901 es la Alhóndiga de los Genoveses, una construcción probablemente de época nazarí en relación funcional con los mercados cercanos, cuyo aspecto debemos imaginar similar el del Corral del Carbón

El nombre de la calle se debe al ser utilizada como cárcel de la ciudad por los Reyes Católicos.

La Cárcel Alta era entonces la actual Real Chancillería.